Balaitus logo-nombre 30.gif (6084 bytes)®

Datos Históricos

Logo Puerto de navacerrada100.gif (8023 bytes)

Principal ] Información General ] [ Datos Históricos ] Actividades Montaña ] Esqui Alpino ] Hoteles y Albergues ] Meteorología ] Libros y Mapas ] Rescate ] Transporte ] Info_otros ] Plano web ] Enlaces Balaitus ]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Principal

 

Indice Google     flecha arriba.jpg (933 bytes)Home

  Ascension_SietePicos.jpg (9648 bytes)        
        Ascendiendo a Siete Picos  
                 

Pto_navacerrada1.jpg (30417 bytes)

Puerto de Navacerrada

La historia del Puerto de Navacerrada está íntimamente unida a la de los monarcas que han gobernado España desde tiempos de los Reyes Católicos. Tal y como hoy en día nos agrada a todos el ir a pasar unos días o semanas a disfrutar del aire puro y fresco de la montaña, a los Reyes que habitaban en Madrid, en el Palacio Real, les gustaba tener zonas de recreo y asueto para distraerse de sus obligaciones y preocupaciones, como eran las guerras, las disputas entre los nobles, las epidemias, etc.

Para ello contaban con distintas residencias que utilizaban según las circunstancias y las épocas del año. Así se fueron construyendo palacios como los de El Escorial y Aranjuez, y otros Reales Sitios como el actual Parque del Retiro de Madrid o la Casa de Campo. La caza fue siempre una de las aficiones más nobles que practicaron nuestro gobernantes regios, siendo destacable el Monte del Pardo, con su residencia palaciega, y los montes y matas de Valsaín y Riofrío, próximos a Segovia.

Para poder disfrutar de las ventajas del clima, vegetación, caza y paisajes que ofrecía la ladera noroccidental o segoviana de la entonces denominada Sierra Carpeto-Vetónica (actualmente Sistema Central) de la Península, se construyeron distintos palacios y residencias en esa zona, siendo las más importantes el Palacio de Riofrío, el Palacio de Valsaín (hoy en ruinas) y el Palacio de La Granja o Real Sitio de San Ildefonso.

Subir al Indice

Fue Felipe V, primer Rey Borbón, quien recuperó en 1720, de la comunidad de Jerónimos del Monasterio del Parral, en Segovia, las tierras que los Reyes Católicos les donaron 242 años antes, situadas en el actual emplazamiento de La Granja, así conocida por ser las tierras y huertas en donde los jerónimos solían pasar la estación cálida, entregados a la contemplación de las bellezas de la naturaleza y a la meditación de las cosas santas.

Próxima a esta Granja se encontraba la pequeña Ermita de San Ildefonso ( que existe actualmente). Felipe V, el Animoso, de vacaciones en su Palacio de Valsaín, que andaba de excursión por los pinares, quedó prendado de los alrededores de la Ermita y de La Granja y se hizo construir el Palacio, cuyas obras finalizaron en 1723.                                                      

Laguna_de_Peñalara.jpg (15615 bytes)

Laguna de Peñalara

A partir de entonces La Granja se convirtió en una obsesión para Felipe V, que, educado en Francia, se construyó un pequeño Versalles en una zona en la que el clima le permitía huir de los rigores del verano madrileño, aunque era frecuente que se desplazase en otras épocas del año ya que había decidido jubilarse anticipadamente y quedarse a vivir allí, cosa que no pudo hacer al fallecer su hijo Luis en quién había abdicado.

Para llegar a La Granja desde Madrid, tradicionalmente las comunicaciones se realizaban por el camino que discurría por el Puerto de La Fuenfría, paso que se venía usando desde la época de los romanos, quienes trazaron la calzada, cuyos restos se pueden ver hoy en día, que unía Titulcia (en el sur de Madrid) con Segovia.

Carlos III decidió emprender la construcción de una carretera más cómoda y moderna debido a las dificultades que presentaba la ruta de la Fuenfría, especialmente en invierno.

Subir al Indice

Según nos describe D. José de Fagoaga  en 1845, en su obra "Descripción de los Reales Sitios de San Ildefonso, Valsaín y Riofrío", "el desabrigo del (camino) de la Fuenfría y lo pendiente de su cuesta obligó a abrir éste (el camino del Puerto de Navacerrada) dándose principio el año 1788 bajo la dirección del arquitecto de Palacio, D. Juan de Villanueva desde las puertas del Real Sitio de San Ildefonso con un camino Real con algunas subidas y bajadas pequeñas hasta la Venta de los Mosquitos o Peña Agudilla, conocida vulgarmente por la Cantina, distante una legua de este Sitio de Valsaín, a cuya jurisdicción pertenece, y dos y media del de San Ildefonso. En esta venta empieza la subida del Puerto (de Navacerrada) de siete cuartos de legua y en ella las siete revueltas finalizando la última en el alto o boquete que separa a Peñalara de Sietepicos y divide las dos Castillas. En una de las revueltas hay una fuente con el nombre de Fría, y su pilón de piedra, punto donde acostumbran a descansar los pasajeros por la frescura de sus aguas, y por ser la vista más pintoresca de los pinares."

El autor confunde Peñalara con el alto de Guarramillas

La construcción de la carretera que discurría por el Puerto de Navacerrada hizo que cayera en desuso la de la Fuenfría, que hoy se mantiene para uso forestal y turístico.

Desde entonces y hasta principios del siglo XX la carretera fue transitada por caminantes y viajeros a lomos de caballería o en diligencias tiradas por animales.     

Con la aparición de los vehículos a motor se hizo muy popular la la carrera automovilística de La Cuesta de Navacerrada del año 1914. Es en estos años, especialmente a partir de 1915,  cuando se comienza a practicar el esquí con asiduidad en la cumbre del puerto.

Subir al Indice

Es también en esta época cuando se ponen de moda las excursiones por los parajes naturales de los alrededores, cuyo principal promotor fue la Institución Libre de Enseñanza, a finales del siglo XIX, de la mano de Francisco Giner de los Ríos.

La primera excursión documentada a la Sierra del Guadarrama tuvo lugar el 14 de julio de 1883 con el itinerario siguiente realizado a pie durante cuatro días: estación de Villalba, puerto de Navacerrada, monasterio de El Paular, laguna de Peñalara, puerto del Reventón, La Granja y Segovia. Hay que hacer notar que en esta época no existía ni el tren que une Cercedilla con el Puerto de Navacerrada y el Puerto de los Cotos (antes denominado Puerto de El Paular), contruido en 1921, ni la carretera que une ambos puertos actualmente.

Pinar_Valsain_nevado.jpg (11844 bytes)

Pinar de Valsaín Nevado

Es a principios del siglo XX por tanto, cuando comienza un uso turístico y deportivo de la Sierra de Guadarrama, que tiene su epicentro en el Puerto de Navacerrada. Personajes de la época son Manuel González de Amezúa, el Marqués de Santa María del Villar, Francisco Fernández Pacheco, Constancio de Quirós, el Marqués de Valle Inclán, Victory, Schmidt, los hermanos Kindelán y el infatigable Conde de Albiz, que fundó un pequeño grupo llamado La Fiambrera, que organizaba excursiones por el entorno serrano (tortilla de patatas incluida) allá por 1912. Como se puede apreciar, los orígenes del montañismo, tanto en España como en otros países europeos, viene de la mano de la nobleza, que tenía tiempo libre para disfrutarla.

Subir al Indice

Con este despegue de los deportes de montaña, se inicia la construcción en el Puerto de Navacerrada de las primeras edificaciones, que datan de 1909 y corresponden a tres chalets-refugios de Club Alpino Español, que reunía por la época más de cien socios. Después vino la construcción de la Venta Arias, del Chalet de Dos Castillas ( de la Sociedad Deportiva Excursionista), del Chalet de la Real Sociedad de Alpinismo Peñalara, etc, etc.

                                    Sierra_Cabrillas_escarchada.jpg (19250 bytes)
                                                  Sierra de las Cabrillas con escarcha

En 1954 se instala el Telesilla a Guarramillas (comunmente La Bola del Mundo) y posteriormente otras instalaciones entre las que destacó el trampolín de salto del Escaparate (hoy desmantelado) que fué una joya de la historia del esquí en España. En esta pequeña estación invernal se formaron los hermanos Arias (propietarios de la Venta) que se convirtieron en impulsores del esquí en España ganando varios campeonatos nacionales. Luis Arias fue uno de los más activos promotores de la estación de Baqueira Beret que hizo que el Valle de Arán pasase de ser una zona deprimida y olvidada a tener la más alta renta per cápita de nuestro país.

Otro de los hitos del Puerto de Navacerrada se marca en las décadas de 1960 y 1970,en la que se formaron unos cuantos esquiadores, con el ejemplo de los hermanos Arias.  De todos ellos destaca la saga de los hermanos Fernández Ochoa (de Cercedilla), con especial mención a Paquito, que consiguió una inesperada medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de 1972 en Sapporo (Japón). Desde entonces ningún español (excepto su hermana Blanca y con mucho esfuerzo) ha conseguido una gesta parecida. Ni las mejores estaciones de esquí actuales, españolas o extranjeras, con los mejores preparadores, los mejores equipos, grandes presupuestos, etc, han conseguido que ningún español alcance el nivel de esquí de este modesto vecino del Puerto de Navacerrada, con poco más de 4 remontes dignos de ser llamados así. Y es que El Puerto (como coloquialmente se le denomina) es mucho Puerto.

Subir al Indice

Y como colofón a estos apuntes históricos hay que destacar que en los  últimos años han florecido numerosas edificaciones en la vertiente madrileña del Puerto que están produciendo la destrucción de lo que en otras épocas fueron pinares para la curación del espíritu, permaneciendo prácticamente intacta la vertiente segoviana. Por otra parte, la utópica idea de transformar la estación invernal en una gran estación de esquí al mas puro estilo alpino o pirenaico (ya ha quedado demostrado que no es necesario para crear grandes campeones) ha llevado a los gestores públicos (porque los privados ya se retiraron hace tiempo) a invertir grandes cantidades de dinero y medios en la instalación de cañones de nieve y remontes que son a todas luces improductivos. Con las comunicaciones actuales vale la pena desplazarse a otras zonas a esquiar.

El Puerto de Navacerrada ha sido el germen del esquí y la montaña en España, ha generado campeones, ha exportado su entusiamo, pero su destino debería ser el mantenerse como lo que fue en su origen: un lugar de distracción y relax para quienes deseen disfrutar de su entorno natural; para lo cual es necesario evitar la destrucción de nuevos lugares, bajo la excusa de más aparcamientos, más instalaciones, más pistas, carreteras más amplias,  etc que sólo provocaran mayor afluencia, más congestión y más daño, que será a su vez la excusa perfecta para que la Administración imponga prohibiciones y restricciones que nos impidan disfrutar a los madrugadores y forofos de estos parajes de los placeres que nuestros regios antecesores descubrieron y pusieron a nuestro alcance.

Subir al Indice

 Google        Balaitus logo-nombre 30.gif (6084 bytes)®

 

Todomontana_verde100.gif (9181 bytes)®
¡Añade tu dirección al Directorio de la Montaña!
buzon@balaitus.com

Información y contacto: navacerrada@balaitus.com  
Copyrigth 2000 - 2002 Balaitus, Agencia de Esquí y Montaña, S.L.

Aviso legal